Radiofrecuencia Indiba

El gran secreto de la radiofrecuencia regenerativa de INDIBA es la frecuencia y la potencia a la que trabaja, actuando desde el interior de la célula. Es un método seguro que hidrata, oxigena, revitaliza y regenera las células del cuerpo, disuelve el depósito de grasa acumulada, al incrementar entre 3 y 5 grados la temperatura interna de la zona en que se aplica.

Ese aumento de temperatura provoca una serie de efectos fisiológicos y terapéuticos que son suficientes, tanto para disolver -en forma paulatina- la grasa acumulada, como para reafirmar los tejidos y evitar la flacidez.

Los resultados se empiezan a ver ya desde la primer aplicación, y para completar el tratamiento son necesarias un mínimo de 10 sesiones. Los resultados se siguen viendo aún terminado el tratamiento, ya que INDIBA produce un cambio estructural.

Radiofrecuencia Indiba
SUBIR